Murcia - Spain, Tfno: +34-968-430064, Movil: +34-690-271831, Mail: misteragua@misteragua.com

Mi foto
Tfno: +34-968-430064, Movil: +34-690-271831, Mail: misteragua@misteragua.com, Murcia, Spain

miércoles, 23 de julio de 2014

Como podemos depurar las aguas residuales.

Depuradoras de Aguas Residuales



¿Por que instalarlas?
El agua que tomamos de la naturaleza, y que nos es indispensable para nuestra vida, se encuentra limpia. La utilizamos en nuestras casas para lavarlo todo, en las industrias para hacer sus productos y en numerosas aplicaciones. Como es lógico, se ensucia. Si queremos que siempre sea útil, la debemos limpiar para devolverla a la naturaleza en las mejores condiciones posibles y así cerrar el ciclo del agua . Para conseguirlo utilizamos las depuradoras, donde el agua sucia se limpia antes de su retorno al medio ambiente.
Cuando un vertido de agua residual sin tratar llega al medio ambiente produce varios efectos perjudiciales sobre él. Estos efectos negativos nos repercuten directamente al tener la necesidad de captar nuevamente el agua para su posterior uso, además de los daños que se ejercen en el entorno.Cuanto peor sea la calidad de vertido de un agua residual, mayor tratamiento habrá que realizar en el agua de aporte para suministro. Es necesario depurar el agua residual.
¿Como funcionan?
El agua sucia se recoge mediante los desagües que canalizan el vertido hasta la depuradora.  El agua pasará por las distintas etapas de la depuradora sin consumir energía, por gravedad. En el caso de que la cota de llegada a la depuradora sea muy baja, se eleva mediante un pozo de bombeo.En la entrada de las aguas residuales se instala una reja de desbaste que es la encargada de retener la suciedad sólida más gruesa. Dependiendo de la necesidad, se podrán incorporar distintos tamices posteriores. Si continuamos con el  pre tratamiento el agua pasaría al desarenador y de este al separador de grasas donde, por procesos mecánicos naturales, se hunden las arenas y flotan las grasas.
El siguiente paso consiste en separar por medios físicos los detritos (constituyentes de la materia en suspensión) en el decantador primario, en cuyo fondo se pretende depositen los fangos primarios. Según el tipo de instalación, puede utilizarse el decantador primario como desarenador además de como fosa séptica, donde se produce la primera degradación biológica sin oxigeno de la materia orgánica. El rendimiento de esta primera fase no es suficiente para alcanzar los parámetros de vertido exigidos por ley.
La carga contaminante restante se elimina por medios biológicos aerobios  ya que determinadas bacterias se alimentan de la materia orgánica, tanto disuelta como en suspensión. Para ello necesitamos un depósito llamado reactor biológico y una aportación de oxígeno.
La aportación de oxigeno puede realizarse vertiendo el agua a tratar sobre un soporte bacteriano, percolando y saliendo por la parte inferior del depósito. El aire asciende por el lecho bacteriano debido a la diferencia de temperatura.
El aporte de aire mas efectivo se realiza mediante soplantes y difusores, los cuales aportan al reactor biológico inundado el aire que las bacterias necesitan para poder asimilar la materia orgánica, lo que denominamos oxidación total.  Al reactor biológico se le puede incorporar un soporte que las bacterias colonizarán para aumentar el rendimiento. Se les conoce como lechos fluidizados.

Otra opción muy eficiente es realizar el aporte de oxígeno mediante las raíces de las plantas, las cuales lo inyectarán de manera natural sobre un sustrato adecuado inundado de agua residual a depurar. Este tipo de sistema asume periodos sin alimentación, ya que mantiene la flora bacteriana en el sustrato.
Normalmente, tras el tratamiento secundario (biológico) se producen ciertos fangos que por su peso se decantan, pudiendo ser recirculados para tratarlos de nuevo, antes de ser eliminados periódicamente del clarificador por un gestor autorizado de residuos.
En el caso de que la cota de vertido esté muy profunda, se procede a la instalación de un pozo de bombeo.Para controlar la calidad y la cantidad de los vertidos se puede instalar una arqueta toma de muestras y un Caudalimetro.
El agua resultante puede ser vertida sin riesgo de contaminación, aunque también podría llegar a ser reutilizada para riego por goteo de plantas ornamentales, si aplicamos una almacenamiento y un tratamiento de desinfección posterior.
Así, el agua ya limpia retorna a la naturaleza y continúa con su ciclo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario